/::
               
      

Los reyes de la cachemira

La empresa italiana Loro Piana produce las prendas de lana más exclusivas del mundo. Y ya están en México.

Por Santiago Díaz

HERRAMIENTAS

 Ninguna otra marca de ropa en el mundo despierta tantas sensaciones en tantos de nuestros sentidos como lo hace Loro Piana. La sola mención del nombre implica un viaje visual, táctil y en algunos casos (no pocos) aspiracional y espiritual.

Para quienes conocen la firma, que suelen ser el tipo de personas familiarizadas con aviones privados, helicópteros, veleros, yates y viajes a los rincones más exóticos, especiales y únicos del planeta, Loro Piana es el equivalente en ropa a poseer un reloj Patek Philippe.

Para quienes no están familiarizados con la marca, quizás una buena forma de explicarlo sea ésta: tocar una prenda de Loro Piana –especialmente las de cachemira– es parecido a lo que siente uno al despertarse, ver un cielo azul y percibir una leve brisa (ni muy caliente ni muy fría) mientras se contempla la playa y un mar poblado de azules y verdes claros y oscuros.

Es, simplemente, la marca de ropa más fina, exclusiva y exquisita del planeta. Después de seis generaciones, este negocio familiar se ha convertido en el comprador y manufacturero más grande de cachemira y de lanas finas del mundo. Todo para la satisfacción de sus clientes.

Los Loro Piana se iniciaron como fabricantes de lanas y finas confecciones a principios del siglo XIX. La Revolución Industrial les permitió –los obligó– a cambiar de locación y pasaron de Trivero a Valsevia. En Italia por supuesto. Sólo allí podrían existir pueblos con esos nombres y marcas de la categoría de Loro Piana.

La compañía actual fue creada el 24 de abril de 1924 por Pietro Loro Piana en la ciudad de Quarona, en el norte de Italia. En los años cuarenta, el manejo de la casa pasó a manos de su sobrino Franco. Actualmente es manejada por Sergio Loro Piana y Pier Luigi Loro Piana, hijos de Franco. Para evitar conflictos familiares, ambos se alternan el liderazgo de la empresa cada tres años. Actualmente, y hasta 2013, el presidente y jefe de la junta es Sergio.

Un total de 2,200 empleados conforman el equipo de la compañía, repartido en 17 oficinas corporativas y filiales en prácticamente todos los continentes y por todos los rincones del planeta. Sus prendas y confecciones no requieren de muchas explicaciones. Con 80 tiendas alrededor del orbe –a México llegaron este año de la mano de El Palacio de Hierro– es relativamente fácil para cualquier mortal acercarse a una de ellas para tocar, sentir, oler, mirar y vivir la experiencia de medirse, aunque sea por mera curiosidad, cualquier chamarra…

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!