/::
               
   
September de 2008

El mejor presidente de Chile

En el siguiente artículo, el cientista político y columnista de PODER Patricio Navia analiza los gobiernos de los últimos diez mandatarios. Sopesando sus aciertos y errores y evaluando las transformaciones que provocaron, elige al mejor ocupante de La Moneda de los últimos 60 años.

Por Patricio Navia

HERRAMIENTAS

Desde que Gabriel González Videla fuera electo en 1948, La Moneda ha tenido diez ocupantes. Si bien sus legados son una compleja mezcla de aciertos y errores, la historia inevitablemente reduce sus periodos a un par de puntos destacados y a un puñado de datos que capturan sólo parcialmente la realidad social, económica y política de la época. Precisamente porque, por definición, cualquier ranking es injusto e incompleto, me atrevo a evaluar las fortalezas y debilidades de cada presidente, sopesar sus aciertos y errores, y considerar sus contribuciones. Con indicadores objetivos y una inevitable lectura subjetiva, en esta comparación de nuestros últimos diez presidentes, escojo al mejor.

Hay distintas formas de construir un ranking. Si midiéramos sólo el nivel de conocimiento que de ellos tiene el mundo, Salvador Allende y Augusto Pinochet disputan con Michelle Bachelet el primer lugar. Una búsqueda en Google produce 2,3 millones de resultados para Allende, 1,6 millones para Pinochet, 1,5 millones para Bachelet, 927.000 para Ricardo Lagos (¡algunos son por el hijo!), 557.000 para los dos Eduardo Frei, 127.000 para Patricio Aylwin y 108.000 para Jorge Alessandri.

Si evaluáramos sólo las transformaciones sociales, económicas y políticas que provocó cada Presidente, Pinochet es el líder incuestionable. Aunque las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante su mandato también ocuparían el primer lugar entre los momentos más oscuros de Chile en estas seis décadas. No por nada Pinochet disputa con Allende –otro presidente que, de haber sido exitoso, hubiera provocado profundas transformaciones– el legado más controversial de los últimos diez mandatarios.

Si fuera por momentos históricos, Allende disputaría el cetro con Bachelet. El primer presidente socialista pronunció el mensaje más memorable desde La Moneda. Mientras que la primera mujer, también socialista, estará para siempre en los libros de historia. Si se tratara de apoyo popular, Frei Ruiz-Tagle se quedaría con los honores, después de conseguir el 58% de los votos (más de 4 millones), cifra récord en porcentajes y número de votos desde que hay sufragio universal. Y si sólo consideráramos el crecimiento económico, Aylwin se llevaría el cetro. En su periodo, la economía creció a un promedio de 7,8% anual.

Estos nueve hombres y una mujer han gobernado 6,25 años en promedio. Seis lo hicieron en sexenios, dos en cuatrienios y dos gobernaron en irregulares periodos. Los tres años de Allende fue el periodo más corto y el único mandato que no se completó. Pinochet, en cambio, que nunca fue electo para el cargo, lo ocupó por más tiempo (16 años y medio).

Los presidentes pre-1973

El desempeño de los presidentes antes de 1973 refleja que ese Chile, mitificado como un país de clase media, era más bien una nación mediocre incapaz de satisfacer la demanda por inclusión social y económica exacerbada por la rápida urbanización experimentada en la segunda mitad del siglo XX. González Videla reflejó el agotamiento del modelo del Frente Popular más que una respuesta a los crecientes problemas de inflación y estancamiento económico. El Chile de clase media, simbolizado por Ñuñoa, el Instituto Nacional y la Universidad de Chile, no alcanzaba para dar cabida a todos. Por cada estudiante que recibía una educación de calidad, diez quedaban fuera. Por cada hijo de la clase obrera que entraba a la universidad, más de 30 entraban al grupo que, años después, Los Prisioneros calificaría como “el baile de los que sobran”.

Su decisión de impulsar una ley que proscribiera al Partido Comunista reflejó que González Videla (1946-1952) se movía mucho más por el miedo que por la inclusión. La Ley de Defensa de la Democracia –bautizada como Ley Maldita– fue un tácito reconocimiento de la incapacidad de González Videla. En vez de hacerse cargo del problema de exclusión, el último presidente radical optó por dispararle al mensajero que trae las malas noticias. El Partido Comunista no era el problema, su poder electoral era el resultado de las demandas por inclusión de una creciente masa urbana marginada. La torpeza de González Videla le ganó un dudoso lugar en la historia literaria de Chile. Neruda lo llamó ‘traidor’. Por su incapacidad para enfrentar problemas, nadie hoy menciona a González Videla como un presidente ejemplar.

El segundo gobierno de Ibáñez tuvo logros importantes. Pero el octogenario presidente gobernó mirando más al pasado y tratando de limpiar su nombre, que buscando fundar un nuevo país. Inspirado en lo que hacía Perón en Argentina, Ibáñez se rebeló contra los partidos para terminar luego gobernando con ellos. Carente de visión de país, el suyo fue un gobierno discreto (1952-1958). Nunca pudo controlar la inflación y las políticas públicas nunca lograron definir un modelo atractivo de desarrollo. Fallecido dos años después de dejar el poder, su legado tuvo destellos positivos, pero los historiadores más benévolos sólo pueden calificar el suyo como un gobierno mediocre.

Jorge Alessandri Rodríguez (1958-1964) personificó la duda existencial de la derecha. Después de entrar prometiendo un gobierno cosista (de los gerentes), Alessandri terminó negociando con el Partido Radical para dar gobernabilidad al país. Aunque pudo controlar la inflación desatada bajo Ibáñez, Alessandri nunca logró ser un ente renovador de la derecha. Al final, la Revolución Cubana de 1959 lo forzó a realizar reformas mucho más progresistas de las que él tenía en mente. El viejo Chile estaba moribundo, pero Alessandri sólo intentó mantenerlo respirando. Lamentablemente para la derecha de hoy, su gobierno fue tan discreto que ningún presidenciable de la Alianza puede nombrarlo como un modelo a seguir.

Eduardo Frei Montalva probablemente es el presidente más ambicioso e intelectualmente más dotado que ha tenido Chile en estos 60 años. Su apoteósica llegada al poder reflejaba tanto su capacidad para entender los desafíos como la claridad de su mensaje de cambio. Pero Frei fue incapaz de alcanzar sus objetivos. Además de enfrentar obstáculos formidables, Frei también fue víctima de su época. Aunque entendió que nacía una patria joven, y su deseo de revolución en libertad refleja mejor que cualquier otro eslogan el deseo de la mayoría, Frei fue incapaz de convencer a dos sectores clave. La oligarquía se resistía a aceptar mayor inclusión social, mientras que la izquierda y muchos en la juventud DC no comprendieron que había que avanzar con firmeza pero sin desesperación. Cuando Frei le entregó la banda presidencial a Allende, el fracaso de su proyecto era indiscutido.

El de Allende fue un gobierno a todas luces desastroso. Es verdad que su deseo de inclusión social respondía a una necesidad del país. Pero el propio Allende reconoció su fracaso. Ese “mucho más temprano que tarde se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”, refleja tanto su fe y su optimismo en el futuro como su frustración y su derrota. El Chile que murió con el bombardeo a La Moneda fue un país incapaz de solucionar exitosamente el desafío de la inclusión social. Los ambiciosos proyectos de Frei Montalva y Allende explican la actual popularidad de ambos líderes históricos, pero el golpe de 1973 brutalmente atestigua sobre sus fracasos.

Por la Constitución de 1980, el modelo económico y porque el Chile de hoy se parece mucho a lo que él intentó construir que a la visión de cualquier otro presidente, Pinochet ha sido el presidente más influyente en estos sesenta años. Pero un presidente cuya memoria está irremediable e incuestionablemente manchada por el legado de violaciones a los derechos humanos no puede ser considerado exitoso. Su legado siempre estará asociado a la desaparición de miles de chilenos, la tortura y el exilio. El padre del Chile actual entró también en la historia como un dictador.

Parafraseando a Gonzalo Vial, las negras oscuridades de su legado no opacan las brillantes luces. Las reformas económicas impulsadas en dictadura constituyen las bases del crecimiento experimentado en los 90. Una analogía útil, aunque fuerte, es entender a Pinochet como un padre que entregó una buena educación a sus hijos, pero mató a algunos. Los hijos sobrevivientes se benefician de su buena educación, pero también precisan tratamiento sicológico por el resto de sus vidas. Peor aún, el modelo económico, pese a constituir la base sobre la que se ha producido la inclusión social y económica, siempre estará asociado a las violaciones a los derechos humanos. No tenía por qué ser así. Precisamente aquellos que más se identifican con el libre mercado serán los que más resientan que Pinochet haya manchado ese legado con las violaciones a los derechos humanos y con su obsesión por mantenerse indefinidamente en el poder.

El Chile post-Pinochet

Por lo anterior es que el periodo de Aylwin será correctamente recordado como uno de reencuentro de los demócratas. Aylwin llegó a gobernar un país de enemigos y fue capaz de liderar una difícil pero exitosa transición hacia la democracia. Además, su énfasis en la justicia social y la reducción de la pobreza produjeron resultados notables. El enorme capital político que significó la victoria del No en el plebiscito de 1988, y la loable decisión de los partidos de centro y de izquierda de formar la Concertación facilitaron su tarea. Pero el monumental éxito de Aylwin se debió en buena parte a su obstinada moderación. Esto de actuar “en la medida de lo posible” facilitó el éxito de su cuatrienio. Con un 40% de la población sumida en la pobreza, con Pinochet al mando del Ejército, con demandas sociales y políticas que amenazaban con desbordar al país, Aylwin fue capaz de avanzar con cautela y determinación. Además, se anotó el récord del crecimiento promedio más alto
de cualquiera de los últimos diez presidentes.

Pero la misma moderación y cautela que ayudaron a su éxito también explican los claroscuros de su legado. Con la mejor perspectiva que da el paso de los años, sabemos que Aylwin pudo haber avanzado más rápido. El temor a una regresión autoritaria que caracterizó a su gobierno fue excesivo. Marcado por los dolores de la dictadura, Aylwin no entendió que el mundo había cambiado y que, por más ganas que tuviera, Pinochet no podía realizar otro golpe. Si hubiera tenido la ambición de Frei Montalva o de Allende, Aylwin habría sido más exitoso. Varios enclaves autoritarios y muchas de las heridas mal sanadas que aún obstaculizan nuestra consolidación democrática son herencia de la prudencia excesiva de Aylwin. El primer presidente post-dictadura evitó correr riesgos. Teniendo la opción de convertirse en el verdadero padre del Chile actual, Aylwin sólo buscó ser su meritorio tutor.

El recuerdo del sexenio de Frei Ruiz-Tagle ha sido víctima más de la incapacidad de Frei para convocar a Chile a soñar que por la crisis económica de los últimos dos años. Su popularidad ya estaba en el piso mucho antes de la crisis asiática. Frei confundió ser presidente con ser gerente. Sin entender que debía ejercer también como líder espiritual, Frei se olvidó de convocar a soñar. A diferencia de su padre, Frei sólo se concentró en reformar el Estado y construir las bases para el desarrollo futuro. Pero incluso la más fría de las empresas busca construir una imagen que entusiasme a empleados y accionistas. El gobierno de Frei tuvo excelente prosa, pero careció de poesía. Porque sus resultados fueron correctos, pero careció de alma, el sexenio de Frei Ruiz-Tagle será recordado con respeto pero sin cariño.

El gobierno de Ricardo Lagos tuvo todos los componentes necesarios para convertirse en un gobierno legendario. Su llegada al poder estuvo marcada de simbolismos (crisis económica, retorno de un derrotado Pinochet y el primer socialista desde Allende en La Moneda). Pero Lagos intencionalmente sumó un nuevo símbolo, el bicentenario. Lagos convocó a soñar. Aunque la historia probablemente reduzca su legado a dos o tres puntos, la poesía e intenso involucramiento personal complementó la correcta prosa de su administración. El simbolismo que le faltó a Frei Ruiz-Tagle le sobró a Lagos. Desde la apertura de La Moneda hasta la ceremonia de 30 años después del golpe, Lagos entendió que gobernaba tanto para sus compatriotas como para la historia. Su celebrada salida del poder –y el entusiasmo que despertó la llegada de Bachelet– reflejó el éxito de su administración.

Si bien las cifras económicas hablan de un sexenio de moderado éxito, desde los acuerdos de libre comercio hasta la gigantesca reforma constitucional, desde el Plan Auge de salud hasta los avances en infraestructura, su legado crecerá con la historia precisamente porque Lagos pensaba en la historia cuando convocó a los chilenos a soñar con el bicentenario. El liderazgo internacional que ejerció Lagos en su sexenio y la extensa lista de proyectos de infraestructura que se iniciaron en su administración –algunos de los cuales, como el Transantiago, incluso han definido parcialmente el legado de su predecesora– dan cuenta de lo ambicioso del visionario proyecto de Lagos. Desde el puente a Chiloé hasta la oferta de reanudar relaciones con Bolivia “aquí
y ahora”, desde el impuesto a la gran producción minera hasta el acceso al crédito fiscal para alumnos de universidades privadas, su sexenio estuvo lleno de reformas, proyectos e ideas que seguirán presentes en Chile por varias décadas. Si bien hubo fracasos evidentes (como el Transantiago o el tren a Puerto Montt), las iniciativas exitosas fueron mucho más numerosas.

Como todos los presidentes, Lagos también cometió errores y equivocaciones. Su obsesión con los grandes proyectos lo llevó a ignorar señales preocupantes sobre corrupción y mala administración. Desde Ferrocarriles del Estado hasta el diseño del Transantiago, la ambición de Lagos allanó el camino para la gestación de los escándalos que conocemos hoy. La desconfianza del mandatario que siempre habló de la fortaleza de las instituciones lo llevó a confiar demasiado en su círculo de amigos y a privilegiar el nepotismo y la protección de la gran familia concertacionista. Por cierto, porque ha albergado aspiraciones presidenciales desde el día que dejó el poder, el legado de Lagos ha sido cuestionado por sus adversarios y las falencias de su administración y errores de su sexenio han sido continuamente resaltados. Peor aún, la cercanía en el tiempo aún no permite evaluar el resultado de largo plazo de algunas de sus reformas.

Con todas sus sombras –y sus más numerosas luces– Lagos fue más ambicioso en su diseño inicial que sus dos predecesores. Es difícil imaginar que su sexenio haya podido conseguir más de lo que hizo. Si bien Lagos fácilmente pudo haber evitado algunos errores, todo gobierno tiene elementos negativos en sus legados. Resulta difícil encontrar un área donde Lagos no haya intentado reformas. Lagos logró anotarse tantas victorias precisamente porque intentó tantas reformas. Cuando pase la ‘hojarasca’ de la que él mismo habló –y el propio Lagos ha contribuido a crear al no explicitar sus planes políticos– su legado crecerá mucho más de lo que sus críticos y adversarios están hoy dispuestos a reconocer.

Sería injusto intentar evaluar el legado de Bachelet cuando resta un año y medio para el fin de su mandato. Pero parece correcto sugerir, al menos tentativamente, que su gobierno no se perfila como la más exitosa de las administraciones concertacionistas. Ya que pasará a la historia por ser la primera mujer en llegar a La Moneda que por cualquiera de sus aciertos o errores, Bachelet difícilmente puede ser considerada como la más exitosa entre los últimos diez presidentes. Ni el desempeño económico ni las necesarias pero poco ambiciosas reformas de pensiones y de educación pre-escolar (y la nueva Ley General de Educación, en caso de que sea aprobada) lograrán opacar los problemas y errores de su administración. No por nada Bachelet hoy tiene niveles de desaprobación presidencial tan altos como los de Frei Ruiz-Tagle en plena recesión económica de 1999.

Lagos, el mejor


Por todos los aciertos y pese a los errores propios y ajenos de su administración, Lagos emerge como el mejor presidente de Chile de los últimos sesenta años. Más ambicioso que Aylwin o Frei Ruiz-Tagle, y sin cargar con una pesada mochila de desaciertos como Pinochet, Lagos dejó un legado que crecerá en el tiempo. Por eso mismo, ahora que evalúa ser candidato presidencial en 2009, Lagos debe sopesar las ventajas del enorme capital que constituye su legado con el gigantesco riesgo que implica participar en una campaña presidencial de impredecible resultado. Como mejor presidente en la historia reciente, Lagos tiene mucho que perder. Por más reformas que impulse, la herencia de su segundo periodo difícilmente podrá superar al de su primer sexenio. Pero ya que precisamente su gigantesca ambición explica el éxito de su legado, parece lógico pensar que el mandatario que más logros tuvo en La Moneda será incapaz de resistir a la tentación de volver a ocupar el sillón presidencial.

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!
Jorge Pizarro
2008-09-01 15:50:43

Lagos, por mucho el mejor presidente de los ltimos 60 aos. Cuando el gobern tenia la sensacin que Chile vivia su mejor hora.

sergio borlone
2008-09-02 14:36:51

QUE GUSTO LEER ARTICULOS DE POLITICA ACTUAL CON LA SERIEDAD DE NAVEA, SIN ODIOS SIN MIEDOS. FELICITACIONES Y SI SIGUE LA REVISTA EN ESTA LINEA POSITIVA PARA CHILE,CAPAZ QUE ME SUBSCRIBA.lO UNICO QUE MAS ME GUSTO ES PEDIRLE A DON RICARDO QUE NO CEDA AL DEMONIO QUE QUE NO VAYA LA REELECION. SU OBRA ES MUY GRANDE PARA ENSUCIARLA CON LA CAMPAA QUE YA TIENE LA ALIANZA DERECHISTA CON SU CANDIDATITO MILLONARIO EN PESOS Y MUY POBRE EN PLANES PARA CHILE 2010.REFELICITACIONES A PATRICIO Y A LA REVISTA.

manuel nieto
2008-09-02 22:56:22

Lagos; jamas. Chanta el seor a morir

miguel lagos vargas
2008-09-03 10:52:03

Sera interesante haber podido leer la visin de Navia del presidente Pedro Aguirre Cerda, que segn lo que he estudiado, tuvo aportes interesantsimos y en un contexto poltico complicado tanto por catastrofes naturales como por el ambiente poltico imperante. Me parece que en el periodo de 60 aos no califica, si es por ello sera ptmimo enterarse del diseo de marco de referencia histrica. Miguel


2008-09-03 23:25:10

A estas alturas, suena arrojado elegir a Lagos como el mejor; ms an luego de proyectos de resultados tan catastrficos, como el Transantiago o EFE. A Frei le falt (y falta) el verso de Lagos. Y Bachelet, bueno..., sin comentarios. As las cosas, no queda ms que elegir a Frei Montalva como el mejor. Carismtico, hbil, brillante..., un humanista de tomo y lomo...


2008-09-04 11:50:11

Me gusta la forma en como est escrito el artculo, pues en pocas palabras se esboza lo necesario para conocer y entender como ha sido nuestra historia presidencial, sin embargo, siento que le quita valor y objetividad elegir al Presidente Lagos como el mejor, en circunstancia que la prensa ha mostrado motivos de sobra que el Descuido y las Ambiciones de este presidente le han costado caros a Chile, a la Concentacin y a la actual Presidente, por el momento lamentablemente siento que ese es el legado de Lagos. Garcias por el Artculo muy bueno. atte Paola

Hctor Mndez
2008-09-11 14:28:07

Patricio. Creo que debes, y tienes la obligacin de ser ms responsable en emitir juicios evidentemente parciales, respecto a la condicin de Ricardo Lagos como el mejor presidente de nuestro pas. No te imaginas la cantidad de dinero que cost a todos los chilenos alimentar su egolatra, y por ende, la postergacin de los sectores mas marginados de nuestra sociedad de mejorar su condicin de vida. Lagos no tuvo una poltica eficiente y clara en Educacin, salud, medioambiente, TRANSPORTE, Y ENERGETICA!!!, entonces de qu estamos hablando. Soy una persona de derecha, y considero que de los presidentes de la concertacin el mejor fue Frei, l si tuvo politicas un poco ms efectivas en energa, educacin y suscribir acuerdos econmicos internacionales,,,,,, la verdad, te quedas con la Pirotecnia....Adems, como lder de opinin, creo que primero debes transparentar tu sensibilidad poltica y entregar un anlisis detallado del porqu (a tu juicio) Lagos Escobar debiera ser el persidente mas exitoso de la historia reciente de nuestro pais,,, Hctor

Gonzalo marambio
2008-09-12 15:27:49

Lagos? Bajo ninguna circunstancia! Se nota Pato Navia que te ests tratando de pavimentar el camino para un futuro posible... Cuando se levanta a un pais desde las ruinas y se entrega para los cambios futuros, incluso a tus adversarios, con todos los costos sociales que tuvo, lejos el gobierno de Pinochet es el mejor de los ltimos 60 aos. No hay que negar los costos, pero es importante contextualizar los perodos. Estoy convencido, Patricio Navia, le ests limpiando la imagen a Lagos para lograr futuras palmadas en la espalda y alguno que otro reconocimiento futuro. Mal.

Daniel Contreras
2008-09-12 16:10:40

Estimado Sr.Navia, es interesante leer el reportaje sobre los presidentes de Chile categorizados de la sgte manera:"Presidentes pre-1973" y luego "El Chile post-Pinochet". Es indudable que se les traspapelo el capitulo mas importante de la historia de Chile de los ultimos 60 aos! Atte.,

Roberto McNamara
2008-09-14 22:52:26

Buen articulo pero discrepo por completo - Lagos acumul demasiadas cortinas de humo, inaguraciones falsas y actos vacios, mediaticos. No importa, Navia escribe bien y es un agrado leerlo.

Gonzalo Patricio Pea S.
2008-09-17 08:19:24

Mi comentario se basa en la separacin de dos etapas, por cuanto creo que el Presidente Frei Montalva di los lineamientos de integridad a la poblacin, por medio de la reforma agraria centrada en los trabajadores. La segunda etapa la comento post dictadura en donde creo que el Presidente Aylwin mal llamado gobierno de la transicin porque para mi entender no existen los gobiernos semidemocrticos, es el mandatario que di el puntapi inicial de la consolidacin de la democracia. Para nuestro tiempos y haciendo un anlisis en cuanto a la administracin como estado estimo que el Presidente Frei Ruiz-Tagle es lejos el mejor presidente luego de la llegada de la Democracia, puesto que abri al mundo nuestro pas, se transparent en forma optima el gasto social y econmicamente Chile se mantuvo estable a nivel macroeconmico y microeconmico relacionado con el crecimiento y con la equidad, pese a los errores cometidos por el entonces ministro Aninat que podra haber enfrentado de mejor manera la crisis asitica, el crecimiento se mantuvo estable cerca del 7%. Por otro lado no puedo dejar de comentar que los gobiernos posterior a los gobiernos DC han hecho un trabajo significativo en materia de inversin lamentablemente no se dan a brillar an debido al mal manejo de las medidas anticorrupcin que an existen en algunos servicios pblicos.

jorge vaccaro
2008-09-21 18:00:57

Patricio: Muy interesante tu articulo sin embargo discrepo de este por dos motivos fundamentales: 1.- La informacion de que dispuso cada lider es diametralmente distinta y el contexto internacional tambien distinto para poder ejecutar acciones 2.- No concuerdo con Lagos pues es fundamental tener aparte de un liderazgo eficiente y eficaz tener principios y valores con que guiar al pais.

jpg
2008-09-22 07:24:47

Yo diria Allendochet....:)

alfredo barra
2008-09-29 20:08:20

Excelente anlisis de Pato Navia, aunque hayan cosas que quedan en el tintero. Si bien la brillantez de la obra del general Pinochet fue ensuciada por el oscurantismo de los procedimientos -no tena por qu haber sido as-, nadie que se precie de objetivo podr desconocer que este militar patriota supo contener el desastre en que estbamos sumidos por la Unidad Popular y por un Presidente que, a pesar de toda su rica prosa, no supo defender con valenta el dao que su propia gente infiri a los chilenos que no estaban para parrandas. Es decir, la mayora. Al descubrir el desastre le fue ms fcil pegarse un tiro. Y ese es el "modelo" que hoy luce la izquierda como su gran bandera de lucha. Gracias, Pinochet, por devolvernos un pas libre.

Agustn
2008-09-30 15:43:33

Me llama mucho la atencin el artculo de Patricio. Debo admitir que soy un fiel seguidor de sus columnas en La Tercera, pero que esta breve resea deja mucho que esperar, sobretodo en su conclusin. El seor Lagos no slo no fue el mejor presidente de los ltimos aos, sino que debera catalogarse dentro de los peores que ha pisado La Moneda en muchos aos. Ms all de la maquinaria comunicacional que despleg para limpiar su imgen, la cual debemos admitir que funcion muy bie, el seor Lagos no dej ningn otro legado que un saco de errores, turbiedades y corrupciones. Transantiago, MOP, Chiledeportes, EFE, Canal de Chacao, el Gas con Argentina, los roces con Per y con Bolivia, entre otras cosas, son algunos de los hoyos que dej este ex presidente y que despus pasaron al olvido. Patricio tiene una visin muy sesgada de los hechos al momento de referirse al Presidente Lagos, pues, ms all de los simbolismo que el mismo describe al momento de la eleccin de Ricardo Lagos, no hubo casi nada ms que fuera positivo. No olvidemos que fue Pablo Longueira quien tuvo que salir al rescate del seor Lagos para evitar que su gobienro colapsara y Chile se sumara a las inestabilidades polticas que caracterizan a nuestra regin. El seor Lagos mont una bomba de humo que estall en la recta final de su mandato, logrando tapar todas als irregularidades y mostrando slo la figura de un ser arrogante y ambicioso que, tal como lo dice Navia, gobern para la historia y no para Chile. Su necesidad de trascender lo llev a descuidar gran parte de sus obligaciones y responsabilidades. Ahora, leyendo algunos comentarios, veo que Jorge Pizarro afirama que "cuando el gobern tena la sensacin que Chile viva su mejor hora". Y As es, pero era slo eso. Una simple sensacin que dej de existir al momento en que entreg la banda, pues desde ese da, todas las verdades de un gobierno desastrozo empezaron a salir a la luz.

juan omar calzada
2008-10-25 22:34:59

bueno junto con saludar lo felicito por este articulo . lo que si, no estoy de acuerdo con lo ultimo creo que es muy pronto para decir que lagos es el mejor presidente, creo que es injusto para gobiernos mas antiguos, donde ya se han comprobado los efectos de reformas o decisiones tomadas. comparto plenamente lo que dice del periodo de pinochet, sin duda era el momento de: o quedarse al igual que los demas paises latinoamercianos en el subdesarrollo o dejar las manos de la economia a la gente que en verdad sabe ( la derecha ). Comparto tambien lo dicho sobre el periodo de aylwin salvo por la ultima critica .recien ahora muchos sentimos que pinochet no fue un real y peligroso enemigo en su gobierno, pero en ese momento creo que el miedo de un nuevo golpe era palpable y los que tienen el poder tienen temor de perderlo. Pienso en todo caso que es muy dificil decir cual es el mejor presidente que ha tenido chile . son muchas y distintas las realidades politicas que les toco vivir , mientras alessandri rodriguez perdio el apoyo politico del congreso en su mandato lagos conto con l hasta los ultimos dias,allende tenia el apoyo popular (que te sirve solo para no tenerlo en contra y bueno para ganar elecciones ) yo pienso que ambos frei padre e hijo tuvieron mas cosas a su favor y no supieron aprovecharlas en fin cualquiera que sea el mejor de todos me siento satisfecho por los presidentes que ha tenido chile, saludos ...

fanny becerra schuffeneger
2008-10-28 13:26:03

lagos el mejor presidente de todos los tiempos aunque a algunos les duela ,solo tenemos que informarnos antes de hablar de politica y asi nos daremos cuenta que la gestion del presidente lagos fue lo mejor que le pudo pasar a nuestro pais.

Francisca Quevedo
2008-11-09 16:14:03

Sr. Navia Donde aprendii historia poltica usted. En Chile han habido muchos presidentes, unos mejores que otros Pero lagos por ms que realiz reformas, todas han sido un fracaso, el auge no funciona en el sistema pblico, eso es un caos. El puente en el Canal de Chacao Transantiago La descentralizacin del pas, tb fue un fracaso La participacin ciudadana en las polticas pblicas fue un chiste Entonces de que legado hablamos, la idea no es hacer muchas coss, pero a lo cantinflas, las cosas deben hacerse bien Para analizar las cosas se necesitan de indicadores , no de mera propaganda Acuerdese que usted mismo en el Mercurio escribi que el gobierno de Lagos va pasar a la historia como uno de los gobiernos con ms nepotismo en nuestro pas. Acurdese tb. que los dos ltimos aos de Lagos repunt, acuerdese que tb. hubo dudas que terminara su gobierno, porque en los cuatro primeros aos las encustas polticas lo castigaron en su aporo Entonces Sr. Navia sea ms riguroso para emitir jucios y dese el trabajo de buscar los indicadores necesarios para comprobar su opinin Adems piense que por una extraa razn, hay muchos jvenes que creen en su fanfarrea comunicacional y cree que usted sabe y wue es un buen profesor, aunque con sus opiniones deje mucho que desear

Mario
2008-12-06 18:22:34

Sin entrar al fondo del artculo, que es tan interesante como opinable, no consigo comprender cmo el autor situa a un Dictador en la categora de "Presidente". Ello -a mi modesto juicio- eleva a un usurpador a una condicin que, de suyo, no le pertenece; es ms, lo blanquea, colocndolo en un panten ajeno e inmerecido, donde queda como "uno ms", manchando el legado, discutible siempre, pero ms legtimo de quienes fueron investidos por el pas como tales, como Presidentes (digo "ms" legtimo, pues sabemos de las limitaciones de nuestro sistema democrtico y electoral, especialmente antes de la dcada del '70). Quiero decir con ello no revisar su "legado" -si es que esa palabra es aplicable? No, pues tuvo en sus manos el poder sin contrapeso alguno y desde all marc al pas con l, nos guste o no. Pero por lo mismo, porque tuvo el "poder total" en sus manos, es que no fue un Presidente de Chile.

Sergio Campos Niedbalski
2008-12-21 15:49:55

Partire diciendo que difiero de muchos comentarios planteados en el artculo, primero por la superficialidad con que se evalan algunos gobiernos (esencialmente los de Allende y Pinochet). El gobierno de Allende fue un gobierno complicado, que desde el momento de su designacin caus pavor en la derecha chilena (recuerden que coman guaguas) y que tuvo desde la CIA hasta su propio partido en su contra, donde simplemente no lo dejaron gobernar. Y que a pesar de todos esos incombenientes su popularidad en vez de decaer, creca y creca, nunca sabremos como habra sido su gobierno, hay dos vas posibles, hubiesemos terminado siendo una dictadura como Cuba o en un modelo socialdemcrata como el sueco, por el espiritu democrtico de Allende (el que nadie puede negar) me inclinara por el segundo. Sobre Pinochet, partamos diciendo que ha sido el nico gobernante que ha podido hacer lo que quiesiera en el gobierno, teniendo ese plus, Pinochet no supo aprobecharlo, haciendo de Chile un pas donde terminaron gobernando y haciendo lo que queran los empresarios, donde lo que costo armar durante 48 aos se desmoron, privatizando todo (lo que provoc la crisis mas evitable que ha tenido Chile en su historia) y amarrandonos a una constitucin que solo piensa en la exclusin y siendo el nico pas en el mundo que establece el sistema de mercado en su constitucin (en ocasiones quisiera un ruido de sables para cambiar nuestra constitucin). No deseo referirme a los derechos humanos, pues es algo tan oscuro, que opaca cualquier cosa que hiciera Pinochet. Si en algo estoy de acuerdo es que el Presidente que mas se atrevi a hacer cosas es Lagos, donde hizo todo lo que pudo por modernizarlo y establecer la necesaria igualdad de oportunidades. Se habla mucho del Transantiago, olvidandose de lo que haba antes, alguien mas se habra atrevido a tocar la mafia del gremio microbusero del pais?, es cierto, el resultado no fue nada bueno, pero saben, no tan malo como el anterior. Lagos fue un Presidente visionario, que obvio que se equivoco, pero sus aciertos fueron muchos mas. Pero hablar de l mientras esta siempre en la lista de posibles presidentes, es intil, pues siempre se intentar minimizar sus innumerables obras en base a 2 o 3 hechos.

Claudio
2009-01-15 08:17:30

Lagos el mejor?! yo dira el menos malo. Desde que era ministro de Frei trabaj por pavimentar su futuro; con una mano diriga y con la otra se arreglaba; con bombas de luz y de humo ocultaba y a travs de los medios mostraba lo mejor que tenia. Cuando asumi nuestra actual presidenta, nos dimos cuenta de todas las cosas negativas (o de solo algunas...) que el seor Lagos haba hecho, no cito ejemplos ya que es de todos conocidos. No vot por Lagos, pero durante su mandato lo visualice como un gran presidente, tal vez lo fue en el contexto de los ltimos 10, como concluye el seor Navia, pero catalogarlo de "el mejor"... ufff mucho premio para semejante facilitador de arreglines. Seor Navia creo que el ejercicio que hizo al elaborar este articulo, fue un tanto inutil, lo digo con respeto ya que mantengo una buena impresin de usted.

Constanza
2009-05-10 16:34:52

Navia , veo que la soberbia de Lagos te apetece, ahora entiendo la nula disponibilidad que tienes con los estudiantes que te solicitan una entrevista, lamentable. Saludos.

Mario
2009-07-05 03:02:02

Wow, cuanto facho suelto por aqui, dicen que hay que informarse bien?? claro, por medios de comunicacion manejados por la derecha, por favor para emitir una opinion valida hay que tener muchas y diversas fuentes de informacion y no quedarse con el titular barato de cualquier diario que esta colgado en el kiosco. Con respecto a los errores del Presidente Lagos, claro que los cometio, pero fue porque en su gobierno se hicieron muchas cosas, y claro ahi aparece moreira o cualquier alianzista a destacar solo eso, los errores. Ya, y como dije busquen diversas fuentes de informacion, ojala internacionales para que se hagan una idea de como alaban a nuestros ultimos gobiernos en el extranjero, sobre todo a la actual presidenta, que el otro dia vi que en un pais vecino la querian nacionalizar para que los gobernara a ellos, jaja que le parece,,,,no sean chaqueteros, y sobre todo opinen de manera neutral y no tan apasionada.....saludos

valentina
2009-11-16 06:57:55

es un inutil jajajajajajajaajaja

nicole
2009-11-16 06:59:51

me caen bien mal tontos jajaja

Juan P. Moreno
2010-02-10 17:45:46

Para Navia, en mi opinin un yanacona como lo demostr con su ridculo, sitico y muy frustrado apoyo al derechista Piera hay temas a silenciar. Sospecho que a Navia le pagan ms por lo que oculta que por lo que escribe. "Sacar de agenda " se llama? Cudo Navia ha escrito sobre las AFPs o el saqueo de nuestro cobre, que nos ha costado US$162.000 millones en impuestos no cobrados y subproductos (oro, plata, platino, molibdeno) robados en los concentrados sin procesar de los privados y trasnacionales? NUNCA. Gan el "ms mejol" Sr. Navia? Y que bueno sali para meterle goles a Ud.

francisco loredo
2010-02-16 16:02:53

en mi opinion creo que en los ultimos 60 aos emos tenido buenos y malos presidentes, antes de jusgar me gustaria desir que todo aquel que gobierne tendra siempre luces y sombras, gonzales videla fue uno de los mejores al defender con ansias nuestra antartida chilena tambien en su mandato la mujer fue tomada en cuenta grasias a su esposa, alesandri un destacado presidente muy democrata por sierto, augusto pinochet creo que fue el mejor siesque no me equiboco el trajo devuelta la democrasia y nos livero del marsismo levanto este pais de la misera en donde estava, despues creo que frei padre tambien fue buen presidente los demas mejor ni opino saludos a todos felisito al de la pagina...

Estebam
2010-05-10 11:27:01

mas fea la cuestion no sale nada de informacion terrible chantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

alexis vidals
2010-06-27 09:23:58

totalmente de acuerdo con ud. Patricio, creo que Ricardo Lagos, es el mejor presidente de la historia de Chile...

WILLIAMPIETRI
2010-10-13 20:39:17

DIOS BENDIGA AL PRESIDENTE PINERA PORSU ACTO HUMANITARIO QUE HISO POR LOS MINEROS NO SE RINDIO Y LUCHO HASTA EL FINAL.Y LO MAS IMPORTANTE PUSO A DIOS POR DELANTE,VIVA CHILE Y NUESTROS HERMANOS CHILENOS .

Sebastian
2010-09-01 23:31:33

Que lastima la desinformacin de muchas personas que han comentado, es por eso que no quiero referirme en mayor medida a sus dichos. Mi humilde opinin es tan simple como decir Don Jorge Alessandri

Porter19Esmeralda
2011-03-20 02:45:08

Different people in all countries receive the home loans from different creditors, just because that's simple.

JocelynHampton35
2011-03-26 01:04:20

The business loans seem to be essential for guys, which are willing to organize their own company. By the way, that's very comfortable to get a bank loan.

SusieMUNOZ
2011-04-02 20:40:33

Following my own monitoring, thousands of people in the world get the mortgage loans from good banks. Hence, there's great possibilities to get a consolidation loan in all countries.

HartMarsha32
2011-04-09 09:41:37

I had a dream to start my own organization, however I did not have enough amount of money to do this. Thank God my friend suggested to utilize the credit loans. Thence I used the auto loan and realized my dream.

Carlos E. Q.
2011-04-25 19:36:00

Los anàlisis merecen mucho respeto, todos pensamos de manera diferente, pero no debemos olvidar, que la dictadura ha sido el peor enemigo de la sociedad chilena y que lamentablemente los asesores de la junta militar, obligaron a varias cosas desastrozamente para el paìs: 1º la gigantezca masacre de pinochet. 2º haber obedecido a los asesores de la dictadura sres. josè piñera y hernàn buchi, devolver a los anteriores dueños el cobre que fuè lo mejor que hizo allende en su gobierno y de manera gratuita. y 3º, la creaciòn de las afp, fundamentalmente por josè piñera, quièn matò a toda la clase trabajadora y sus grupos familiares, del paìs y por siempre. Lo màs curioso, que en adelante, ningùn presidente ni siquiera ha intentado eliminar las afp y ordenar el sistema previsional, en beneficio de los ingresos de todos los chilenos. Como es posible que los ahorros de los trabajadores sean topòn para adentro.

CohenArlene
2011-11-15 19:56:59

Make your life more easy get the personal loans and everything you need.