/::
               
      

Lupas

HERRAMIENTAS

Medina-Mora, embajador en EU
La designación de Eduardo MediNA-Mora como embajador de México en Estados Unidos, es bien vista en Washington, donde cultivó buenas relaciones con altos funcionarios gubernamentales cuando fue Procurador General del gobierno de Felipe Calderón (2006 – 2009) y titular de la Secretaría de Seguridad Publica, bajo la administración de Vicente Fox (2005–2008). Fuentes en Washington dijeron que la Administración Obama dio su consentimiento preliminar al ser informada sobre el interés del Presidente Enrique Peña Nieto de nombrar a Medina-Mora como sucesor de Arturo Sarukhan. De corroborarse la versión, su designación  deberá ser ratificada por el Senado mexicano, donde se anticipa enfrentará fuertes cuestionamientos sobre el operativo fallido Rápido y Furioso del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que permitió el ingreso ilegal de más de 2,000 armas de fuego para los narcotraficantes mexicanos y que presuntamente Medina Mora autorizó.


Mujeres en la cúspide
Por segunda ocasión, Cristina Díaz Salazar deberá asumir las riendas del PRI de manera interina. Lo hizo, hace 14 meses, a la forzada renuncia de Humberto Moreira al Comité Ejecutivo Nacional. Esta vez, la legisladora neoleonesa suplirá al ahora secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y se quedará con el galardón de haber estampado su firma en el Acuerdo Nacional. Después de ello, pasará solamente dos meses en el cargo. Y es que de acuerdo al Estatuto tricolor, el pleno del Consejo Político Nacional tendrá hasta 60 días para elegir al sustituto del sustituto. Quiso la casualidad que este interinato haya colocado, por primera vez, a dos mujeres en los más altos cargos de la estructura priista –por prelación, la tabasqueña Graciela Ortiz quedará como secretaria general– y que ambas actualmente estén en el Senado.


Otra megadeuda
Por ser lugar de residencia de una boyante clase media-alta y, al mismo tiempo, sede de una importante planta industrial, el municipio de Naucalpan era conocido como “la joya de la corona” en el Estado de México. En las semanas recientes, sin embargo, es tierra sin ley… y sin fondos. Su alcaldesa, Azucena Olivares de Martínez, se ostentaba como lideresa de la Federación de Municipios de México. Pero eso no le sirvió para afrontar deudas por más de 1,000 millones de pesos que acumuló en los últimos seis meses. De ese monto, 80% corresponde al salario de los empleados municipales, entre ellos, los policías y los recolectores de basura, quienes han ejercido todo tipo de presiones para apurar al pago de sus salarios caídos. Olivares, tramitó a mediados de octubre un permiso en la Legislatura para conseguir 800 millones de pesos con instituciones bancarias. Pero nadie le quiere prestar, luego de que Banco Interacciones presentara una solicitud de embargo, por el adeudo de 800 millones de pesos.


¿Embajador índigo?
Tres días antes de que concluyera el sexenio, Felipe Calderón Hinojosa autorizó el nombramiento de tres nuevos embajadores. Entre ellos destaca el ingeniero Raúl Heredia Acosta, quien después de haber trabajado en las misiones diplomáticas en Japón y Estados Unidos, regresó a México para convertirse en el secretario particular de la canciller y ahora embajadora emérita, Patricia Espinosa. En el Servicio Exterior Mexicano hay cierto malestar, pues el ascenso de Heredia Acosta es inédito: en un lapso de tres meses pasó de ser consejero a ministro y después, embajador… no obstante la larga lista de ministros –todos con experiencia y méritos suficientes– que se quedaron esperando un ascenso.


Préstamos preventivo
El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, FMI, aprobó el pasado 30 de noviembre renovar por dos años más la línea de crédito flexible (LCF) a México por 73,000 millones de dólares que le otorgó por primera vez en abril de 2009. Las líneas de crédito flexible están a disposición de aquellos países que tienen fundamentos económicos sólidos y su fin principal es prevenir cualquier tipo de crisis. Los países pueden utilizar la línea de crédito en el momento en que es aprobada o usarla como un instrumento precautorio. México ha manifestado su intención de darle un carácter precautorio. Como se sabe, el país tiene en este momento unas reservas internacionales superiores a los 162,000  millones de dólares. El nuevo acuerdo, según David Lipton, Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio del FMI, “el nuevo acuerdo en el marco de la LCF con el FMI… seguirá brindando apoyo a la estrategia macroeconómica general de las autoridades, ofreciendo un seguro frente a los riesgos mundiales a la baja y apuntalando la confianza del mercado”.

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!