/::
               
      

Qué hacer: Felipe Ortiz de Zevallos 1990 - 2000

Desde la presidencia del Grupo Apoyo el cual creó y tras su paso por la embajada del Perú en Washington y por el rectorado de la Universidad del Pacífico FOZ ha sido uno de los más influyentes intelectuales en la política peruana.

Por Ricardo Uceda
Foto: Perú 21 / Paul Vallejos

HERRAMIENTAS

La influencia de Felipe Ortiz de Zevallos en la política peruana se puede apreciar en función de la importancia del Grupo Apoyo, del que es presidente. Es un conjunto de consultoras que asesoran a las más importantes compañías del país. Apoyo también ha aconsejado a diversos gobiernos. En los años noventa fue uno de los principales impulsores de las privatizaciones, y, en adelante, uno de sus defensores. Buena parte de quienes han pasado por el grupo terminaron en puestos importantes: Augusto Álvarez Rodrich, Fernando Zavala y su hermana Verónica, Gustavo Guerra García, Nuria Esparch. FOZ se dedica ahora al periodismo de opinión y a lanzar los pases largos para los delanteros de su grupo. ¿Es conocimiento lo que ofrece? Reconociendo que FOZ y Apoyo conocen su negocio, tal vez lo que ofrecen es algo más intangible que un memorándum de consejos. Sobre todo en el caso de FOZ, que de algún modo debe ser considerado aparte de las compañías del grupo.

Se le considera como uno de los especialistas que más ha influido en el mantenimiento del modelo económico que se aplicó en el Perú desde 1990. Pero no ha integrado un gabinete ni ejercido cargo público prominente, salvo en la etapa en que fue embajador de Perú en los Estados Unidos (2006-2009), para apoyar las gestiones de la firma del TLC con dicho país. Parte de su influencia se ejerce mediante la participación del grupo en la ejecución o asesoramiento de algunas políticas públicas. Otra parte es el peso de su opinión. Tanto de Apoyo como de FOZ.

FOZ no es un ideólogo ni pregoniza las bondades de una escuela sobre otra. Diríase que comparte el sentido común de sus colegas sobre lo que debe ser un buen manejo económico: equilibrio fiscal, promoción de inversiones, libertad comercial. Y descubre las particularidades de cada situación. En sus editoriales, escritos con un estilo refinado, explica las cosas. Los consejos que da a los economistas jóvenes no son recetas. En el 2006, en un discurso ante los graduados de la Universidad del Pacífico, el primero de sus siete consejos era que se detuvieran de vez en cuando a oler las flores, como una forma de mantener la sensibilidad.

Un hecho es que FOZ tiene valores y ha conseguido transmitirlos. Y tiene intereses diversos: hace un año fue a Inglaterra a seguir un curso sobre seis novelas del siglo XIX. Desde niño se interesó en conocer lo que ocurría, a través de un método de lectura voraz. Antes de los nueve años había leído los once tomos de la Historia de la República del Perú de Jorge Basadre. Basadre, quien era su tío, fue por esa época a cenar a su casa, y FOZ se lo contó: “He leído tus libros de Historia”.

—¿Todos? —le preguntó Basadre.

—Todos —respondió el niño FOZ.

Estudió Ingeniería en la UNI y luego hizo una maestría en Rochester, en Nueva York. Consiguió que le confeccionaran un programa heterodoxo, al cabo del cual retornó a Lima en 1970. Trabajó en P&V Ingenieros, una empresa de proyectos de ingeniería fundada por Walter Piazza y José Valdez. Transcurría la Primera Fase del gobierno militar. En 1974 la CADE de ese año se llevó a cabo luego de la expropiación de los diarios, y el ambiente estaba muy polarizado. Para los organizadores fue difícil encontrar un empresario que quisiera compartir una mesa con tres ministros militares. Piazza recomendó a FOZ y este aceptó.

 

Si deseas leer el artículo completo, adquiere la versión impresa de PODER o suscríbete a la versión digital a través de App Store.

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!