/::
               
      

Lupas

HERRAMIENTAS

Llamado al orden (laboral 1)
Apenas si cumplían un mes en San Lázaro y cundía la desorganización, entre los 212 diputados que integran el grupo parlamentario del PRI. Mientras su coordinador, Manlio Fabio Beltrones, lidiaba con tirios y troyanos para sacar adelante la reforma laboral propuesta por el presidente Felipe Calderón, las 84 diputadas priistas habían hecho equipo y se aprestaban a disputar un partido de futbol con las reporteras “de la fuente”, en una cancha que se ubica dentro del recinto legislativo. El encuentro había quedado pactado para realizarse el mismo día y a la misma hora en que comenzaría a discutirse la polémica ley en el pleno de la Cámara de Diputados. A punto de derramarse el vaso, Beltrones Rivera tuvo que meter en cintura a las legisladoras y poner orden al resto de la bancada, más preocupada por el reparto de comisiones que en participar en las discusiones del proyecto de la Ley Calderón.


Víctima de su invento (laboral 2)
Pactada por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, la aprobación de la reforma laboral en la Cámara de Diputados dependía de las dotes negociadoras de Manlio Fabio Beltrones, quien en los hechos fue víctima de la celeridad de tiempos que implican las iniciativas preferentes, opción de fast track incorporada al trámite legislativo en la reforma política que Beltrones impulsó como líder del Senado. Entre los obstáculos que encontró Beltrones estuvo el rechazo a la ley por parte del sector obrero del PRI, que desafió incluso al Presidente electo y a su equipo de negociadores, encabezado por el abogado Alfonso Navarrete Prida. Y la amenaza proveniente de la bancada del PAN –conformada por 114 diputados– de boicotear la sesión definitoria si el dictamen “rasurado” no especificaba que las dirigencias sindicales deben ser electas por el voto libre, secreto y directo de los afiliados a una organización gremial.


Más obstáculos (laboral 3)
Los 355 votos de los legisladores del PRI, del PAN y del Partido Verde habrían sido suficientes para aprobar la polémica iniciativa, pero ante el amago de la bancada azul, Beltrones Rivera tuvo que acudir a distintas maniobras para tratar de asegurar la mayoría, y en un gesto que trataba de asegurar el apoyo de la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, incluyó al diputado de Nueva Alianza, Angelino Caamal, en la comisión dictaminadora. Pero los 10 legisladores del partido del magisterio –entre ellos René Fujiwara, nieto de la maestra– adelantaron su abstención. Aún en esas circunstancias, Beltrones Rivera llegaría con la seguridad de 241 votos, de las bancadas del PRI y del PVEM… pero los diputados “obreros” –en plena rebeldía– amagaron con ausentarse. Se habló de protestas callejeras… o durante la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, todo para frenar el trámite legislativo.


Futurismo
El conocido priista regiomontano Javier Treviño es uno de los más mencionados para sustituir a Arturo Sarukhan como embajador de Enrique Peña Nieto ante la Casa Blanca. Sin embargo, no es el único. También suena el nombre de Eduardo Medina Mora. La ventaja de Treviño, quien entre los muchos puestos públicos que ha ocupado está el de agregado de prensa en la embajada en Washington durante el sexenio de Salinas, sobre el ex procurador calderonista es que desnarcotizaría la relación con Estados Unidos. Sea como fuera,  sobra tiempo para el futurismo toda vez que se sabe que Sarukhan no tiene planes de abandonar la prestigiosa posición que ha ocupado durante seis años, hasta que el Senado mexicano ratifique a su sucesor, lo que podría prolongarse hasta la primavera de 2013.


Se busca vocero
Ante la incorporación del ingeniero David López y de Eduardo Sánchez al área de comunicación social del equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, en el comité ejecutivo nacional del PRI, que preside Pedro Joaquín Coldwell, abrieron un proceso de scouting para encontrar al nuevo vocero del partido tricolor. Además de una “sólida preparación académica” y experiencia en el trato con reporteros, columnistas y líderes de opinión, los candidatos deben hablar inglés y tener menos de 45 años.


Pisa y corre
Contrario a lo habitual, el Boeing 767 de Iberia, que cubrió la ruta Madrid-ciudad de México el viernes 21 de septiembre, llegó a una de las salas más próximas al salón de protocolos del aeropuerto internacional de la capital. Llegaba, en viaje de trabajo, Íñigo Fernández de Mesa, secretario general del Banco de España. Ex director ejecutivo del Banco Mundial y amigo personal de Agustín Carstens, el jefe del tesoro español está empeñado en el salvamento del euro y pugna por una solución a la actual crisis financiera que tranquilice a los mercados a corto plazo. En el mediano plazo, ese plan busca construir un sistema financiero europeo plenamente integrado, en el que el capital fluya con confianza hacia donde más se necesite, supervisado por unas instituciones europeas que aseguren su buen uso, y en el que la integridad del sistema esté garantizada en todo momento.

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!