/::
               
      

Poder viajar, vestir, navegar…

Dos planes y una forma de vestir que definen una manera de vivir.

Por Santiago Díaz

HERRAMIENTAS

 Nueva York siempre es un buen plan. Siempre está de moda y siempre es el escenario de algún hecho importante. Los mejores teatros, la mejor ópera, los mejores hoteles y restaurantes están en Nueva York. Siempre se puede encontrar un rincón y un lugar especial que no sea demasiado popular ni abrumadoramente cool, y que no esté muy a la moda para no tener que lidiar con las filas, no tener que hacer reservas con meses de anticipación y de todas formas estar bien ubicado.


El Greenwich Hotel es uno de los hoteles boutique más reconocidos de todo Manhhatan, desde que Robert DeNiro lo fundó en 2008. Y si algo lo ha hecho popular es esa cualidad de ser un rincón escondido, que a pesar de estar de moda no es el centro de atracción de todo el mundo. Es uno de esos lugares que se siente como una joya que aún está por descubrirse. Tiene sólo 88 habitaciones y ninguna es igual o parecida a la otra. Todas son creaciones originales, especiales y diferentes. Localizado en Tribeca, este lujoso y a la vez ultra exclusivo hotel es un punto de Nueva York que difícilmente será imitado o remplazado. Además, por todas las áreas comunes se pueden ver cuadros de DeNiro, quien, por si usted no lo sabía, además de ser actor ha querido ser pintor. El penthouse del edificio es una suite de 2,500 pies cuadrados con dos habitaciones principales y su propia terraza de dos niveles, y un jacuzzi con una vista espectacular de la ciudad que incluye el río Hudson.


Las mejores prendas
Si está en Nueva York, no deje de salir de compras, y si lo suyo es la ropa permita que sea Brunello Cucinelli lo que le quite el sueño y le llene el cupo de sus tarjetas… Hace un poco más de un cuarto de siglo, un italiano (no podía haber sido de ningún otro país) reinventó la forma de hacer y usar los tejidos de cachemira. Le metió color a un material que tradicionalmente era gris o azul. Desde entonces ha dedicado su vida a ser el custodio de la firma de ropa de hombre más reconocida a nivel mundial, por los increíbles productos que hacen en esa mágica textura. Hoy por hoy, la empresa tiene 500 empleados internos y mas de 1,000 colaboradores externos. Venden las confecciones de cachemira para hombres y mujeres más exclusivos y especiales del orbe y tienen sus propias boutiques en las ciudades más importantes del mundo: Milán, Nueva York, Moscú, París, Londres, Bruselas, Tokio, Los Ángeles, Sydney y, muy recientemente, la ciudad de México.


Lujo en medio de la jungla
 Si lo suyo es la aventura (y la comodidad) le tenemos el programa ideal. El Amazonas es uno de los ríos mas famosos del mundo y atraviesa varios países sudamericanos por zonas densamente selváticas. Y existe una (o dos, si se quiere) manera de  navegar este último rincón inexplorado del planeta desde el confort de un hotel de cinco estrellas: el Agua y el Aria. Las dos embarcaciones zarparon en 2008 y 2011 respectivamente y hoy por hoy la demanda ha superado con creces su disponibilidad. El Aria cuenta con 16 suites de lujo que una numerosa tripulación se encarga de revisar y limpiar hasta tres veces al día, todo bajo el confort del aire acondicionado. Imagínese algo así: ventanas del piso al techo en su habitación, terrazas para contemplar la vista (no incluye una buena botella de vino), duchas y camas espaciosas, un jacuzzi al aire libre, el deck para el happy hour, las asoleadoras para descansar y broncearse. Para no hablar del chef ejecutivo Pedro Miguel Schiaffino (sí, el mismo del famoso restaurante en Lima, Malabar, que está considerado como uno de los mejores 100 del mundo), que se hace cargo del menú completo de ambas embarcaciones. ¡No se le olvide que esto es en medio del Amazonas!

 

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!