/::
               
      

Excesos: Oro de vanguardia

Gresso lanza una edición limitada de 30 unidades del Grand Premiere, un teléfono móvil que, aunque exhaustivamente lujoso, es limitado en sus funciones.

Por Diana Hidalgo
Foto: www.gresso.com

HERRAMIENTAS

¿Estaría dispuesto a retroceder al sistema operativo de un antiguo Nokia de hace cinco años por tener un celular lujosísimo. En la era en donde los teléfonos móviles casi preparan el desayuno y responden los correos electrónicos pendientes, la conocida marca rusa de manufacturas lujosas para celulares ha lanzado un teléfono que no es capaz de hacer esos deberes pero que es ultradelgado y está hecho de oro y zafiro.

Con el Grand Premiere no se puede acceder a Internet ni bajar las últimas aplicaciones móviles como en los Blackberry pero, a cambio, se tiene un teléfono pretenciosamente bello y lujoso. El teléfono cuenta con una carcasa cubierta de oro de 18 quilates. En total, 150 gramos de oro puro en un aparato móvil. Además, los números están grabados con láser y cuentan con delicadas aplicaciones de zafiro. Esta piedra preciosa también se encuentra en las partes delantera y posterior del equipo.

En este aparato, Gresso ha seguido la línea de su lujosa colección de teléfonos Avant-Garde, que cuenta con celulares con incrustaciones de diamantes y otras piedras preciosas. Una línea que intenta fusionar la tecnología con la joyería y la vanguardia. Tanto lujo remite al inverosímil lanzamiento de Goldvish en el 2010: un celular de oro, zafiro, platino, piel de cocodrilo y 120 diamantes. Todo el paquete por la ganga de US$1 millón.

Considerado por algunos expertos como una obra de arte, el celular está a la venta desde diciembre del 2011 a través de la página oficial de Gresso. Sólo 30 unidades y con número de serie por el económico precio de US$50 mil. No se vayan a agotar.

www.gresso.com

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!