/::
               
      

Renunció embajador de Estados Unidos en México

El ex embajador Tony Garza propone a John Feeley como sucesor.

Carlos Pascual

HERRAMIENTAS

Artículos Relacionados

El ex embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, propuso el nombre de John Feeley, Ministro Consejero en la Embajada de Estados Unidos en México, como sucesor de Carlos Pascual, quien renunció al cargo a principios de esta semana.

Garza, quien consideró acertada la renuncia de Pascual, dada la complejidad de las relaciones entre los dos países, elogió a Feeley, de quien dijo “es un funcionario mayor al servicio de Estados Unidos”.

"Las relaciones entre Estados Unidos y México son complejas y con muchas partes móviles. Cuando las cosas son suaves, el embajador es otro remo en el agua, y cuando el panorama no es así (de sencillo), hay que tener claros los temas importantes, concentrarse en lograr cosas y, muy a menudo, trabajar a través de ese laberinto entre republicanos y conservadores en el Congreso", manifestó Garza al periódico Excelsior.

El nombre de Feeley, sin embargo, ha despertado ya algunas reticencias, pues según informaciones de prensa fue él quien eleboró varios de los cables revelados por Wikileaks que llevaron a la renuncia de Pascual.

 

La renuncia

Pascual presentó renuncia de su cargo, después de que la publicación por parte de Wikileeaks de varios cables enviados por el diplomático al departamento de Estado desataron una pequeña tormente política en el país.

En un comunicado expedido por la secretaria de Estados, Hillary Clinton, se afirmó que la decisión de Pascual obedecía a “su deseo personal de  asegurar la continuidad de los fuertes lazos que hay entre ambos países, y evitar que algunos temas resaltados por el presidente Felipe Calderón puedan convertirse en distractores para el avance de los intereses bilaterales”.

Los cables de Pascual tenían que ver con la designación de algunos funcionarios del área de seguridad y con el abanico de precandidatos del PAN  para las elecciones presidenciales del añoo  2012, a los que el embajador calificó de débiles.

En uno de los calbes publicado por el diario El País de España Pascual criticó además la descoordinación existente entre el Ejército y la Marina en la lucha contra el narcotráfico.

Según el propio diario El País, “Pascual, renunció después de intentar sin éxito restablecer las relaciones con el presidente de la República, Felipe Calderón, rotas desde la publicación por EL PAÍS, el 2 de diciembre pasado, de una serie de despachos filtrados por Wikileaks. En ellos, Pascual ponía en duda la capacidad del Ejército mexicano para luchar contra el narcotráfico por su "lentitud y aversión al riesgo".

En otro de los cables, el embajador describía los servicios de inteligencia mexicanos como anárquicos.

 

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!