/::
               
   

Metas del milenio: las ocho tareas pendientes

Colombia debe trabajar muy duro si quiere cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, para garantizar mínimos vitales de inclusión y equidad. Un repaso a las ocho tareas pendientes.

Por Clara Elvira Ospina

HERRAMIENTAS

Las Metas de Desarrollo del Milenio, definidas por 189 jefes de Estado en Nueva York en el año 2000, se refieren a mínimos tan básicos para mejorar la calidad de vida de los habitantes más pobres del planeta que están pensadas para que pueda lograrlas el África Subsahariana. Y, sin embargo, en la más reciente revisión mundial, en América Latina solo Chile ha cumplido la primera de las ocho metas, que se refiere a la reducción de la pobreza y la indigencia.

Dice el director del Proyecto del Milenio, Jeffrey Sachs, citado en el informe de Colombia presentado este año, que “las necesidades para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en todos los países son del US$121.000 millones de dólares en 2006”, una cifra casi identical a la que se ha calculado como costo de la guerra de Irak para Estados Unidos.

Los objetivos se refieren a reducción de la pobreza y la indigencia, acceso universal a la educación, equidad de género, reducción de la mortalidad infantil, mejoramiento de la salud sexual y reproductiva, lucha contra el sida y enfermedades como la malaria y el dengue, desarrollo ambiental sostenible y una asociación mundial que estimule el desarrollo. “El discurso de la ONU, dice Blanca Cardona, analista del programa, es que el desarrollo no es equiparable exclusivamente al ingreso, sino al desarrollo humano: un ingreso decente, salud, educación y un medio ambiente sostenible”. Por eso es que los ocho objetivos son interdependientes. Por ejemplo, una mujer con baja educación, que es víctima de violencia intrafamiliar y no cuenta con acceso a agua potable o servicios de alcantarillado, tiene más posibilidades de morir durante el embarazo o el parto; su hijo tiene más alto riesgo de muerte en los primeros cinco años de vida y su familia, más posibilidades de pasar de la pobreza a la indigencia. Es una cadena fácilmente identificable, pero contra la que es difícil luchar.

¿Y Colombia?

¿Está caminando Colombia en la vía adecuada hacia ser un país más incluyente y equitativo? Esa es la pregunta que se plantean día a día los expertos de Naciones Unidas y del Gobierno, que tienen la misión de hacerle seguimiento al cumplimiento de esas metas Dice César Caballero, coordinador del proyecto de los ODM, que Colombia avanza en la dirección correcta, pero no a la velocidad adecuada. Además reconoce que hay evidentes diferencias regionales que dificultan tener unos indicadores nacionales. El más reciente informe del caso colombiano contiene cifras alentadoras en material de educación; pero preocupantes datos en temas cruciales como la lucha contra el VIH-sida. Así va el país en el cumplimiento de los ocho objetivos del milenio:

1. Lucha contra la pobreza

Este objetivo pretende erradicar la pobreza extrema y el hambre. Hay  dramáticas diferencias en el ingreso entre las zonas urbanas y las rurales y entre regiones. Por ejemplo, el PIB per cápita en Bogotá es tres veces mayor que el de los departamentos más rezagados como Chocó, Sucre y Boyacá.

En desigualdad, los datos también son dramáticos: en el 2005, el 20% más pobre ganaba apenas el 2,9% del ingreso nacional, mientras el 20% más rico, el 61,9%. La meta de pobreza por lograr en el 2015 es del 28,5%. Hoy hay un 50,4% de pobres, pero hay casos mejores y peores: Bogotá ya llegó a la meta de reducción de la pobreza, y Valle está cerca; pero Chocó, Sucre, Boyacá, Córdoba y Nariño están muy lejos.

2. Acceso a educación

Pretende lograr la educación básica universal. Es, sin duda, el objetivo mejor desarrollado en Colombia, aunque hay reservas sobre la posibilidad de cumplirlo completamente. Por ejemplo, la meta es llegar a una tasa de analfabetismo del 1%. La cifra actual es de 2,1% y se prevé que en el 2015 sea del 1,6%. En educación básica primaria, la meta está prácticamente cumplida, pero el déficit está en preescolar y en educación media y secundaria. El gran interrogante se refiere a la calidad de la educación. Los exámenes de calidad reportan que en la básica primaria hay bajos niveles, especialmente en matemáticas y ciencias naturales. (En su conferencia en Colombia, Bill Gates dijo que está convencido de que esas dos áreas son claves para lograr el desarrollo de la humanidad).  

3. Equidad de género

Busca promover la igualdad entre géneros y la autonomía de la mujer.
Es un objetivo en el que Colombia tiene un rezago alto: aunque hay un marco legal incluyente para las mujeres, aún hay diferencias evidentes en salarios y condiciones laborales. Por ejemplo, una mujer recibe 20% menos de salario que un hombre que hace un trabajo igual. Y hay datos paradójicos, como el que confirma que mientras más educación tiene una mujer, más inequidad hay en su salario con respecto a los hombres. Pero también hay tareas pendientes en materia de lucha contra la violencia intrafamiliar. En este tema hay diferencias regionales muy marcadas. Por ejemplo, en Norte de Santander, Cesar y Santander, 26 de cada 100 mujeres con una unión establecida reportan violencia física por parte de su pareja. Los departamentos con menores índices de violencia contra la mujer son Córdoba, Putumayo y Nariño.

4. Mortalidad infantil

Pretende reducir la mortalidad infantil, un punto prioritario en la cadena del desarrollo humano. Colombia se fijó la meta de reducir a 17 muertes por cada 1.000 nacidos vivos la mortalidad en menores de 5 años. La última cifra oficial reporta 26 muertos por cada 1.000 y se calcula que en el 2015 serán 21, es decir que la meta no podría alcanzarse. En el caso de los menores de un año, las cifras también son desalentadoras: actualmente mueren 22 por cada 1.000 nacidos vivos, y en el 2015 esa cifra sólo podría reducirse a 18 por cada 1.000. Y un dato que confirma que la ignorancia tiene relación directa con la pobreza: la mortalidad de menores es mucho mayor entre las mujeres con menor nivel educativo.  

5. Salud reproductiva

Busca mejorar la salud sexual y reproductiva: concretamente, reducir el embarazo adolescente, disminuir la tasa de mortalidad de las gestantes y las muertes por cáncer de cuello uterino, e incrementar el uso de métodos anticonceptivos modernos.
En el tema de la mortalidad materna, ha habido un preocupante ascenso. Mientras en el 2001 morían 99 mamás por cada 100.000 partos, en el 2005 esa cifra subió a 100 por cada 100.000. Los departamentos más rezagados en su lucha son Guainía, Chocó, Amazonas, La Guajira y Cauca.

Y en el embarazo adolescente también hay cuentas pendientes: la meta es que en el 2015 haya 20% de adolescentes embarazadas, que ya se cumplió en el total nacional, pero hay departamentos con cifras muy preocupantes. En Caquetá, en el 2005 había un 32% de adolescentes embarazadas y en Guainía y Meta, un 30%. El reporte oficial de ODM en Colombia llama la atención sobre la debilidad en la prevención de enfermedades de parte del sistema de salud. Resalta, por ejemplo, que la mayoría de las muertes por cancer de cuello uterino se da en población afiliada al sistema y hay que recordar que este tipo de cáncer es de relativamente fácil tratamiento si se detecta a tiempo a través de la citología.

6. Lucha contra enfermedades

Pretende combatir el VIH-Sida, la malaria y el dengue. La meta en lucha contra el sida es llegar a 1,2% de contagiados y se calcula que si continúa la tendencia, en el 2015 Colombia estará en 1,5% de contagiados.

Hay un dato muy preocupante: el sida se ha feminizado y eso incide radicalmente en la mortalidad infantil. Mientras al comienzo de la epidemia había una mujer por cada 20 infectados, a partir de 2004 esa proporción pasó a una mujer por cada tres hombres y en la Costa Atlántica hay una mujer por cada hombre infectado. En los casos de la malaria y el dengue, los encargados del seguimiento de los ODM en Colombia encontraron que, por cuenta del calentamiento de la tierra, se ha incrementado la aparición de esta enfermedad en municipios en donde antes las temperaturas eran más bajas y no estaban en riesgo de la aparición de los factores de transmisión de enfermedades tropicales.  

7. Desarrollo ambiental sostenible

Es la lucha por la tierra, la sostenibilidad ambiental. En Colombia, las prioridades en este punto se dirigen hacia la conservación de los bosques y las mayores coberturas en acueducto, saneamiento básico y eliminación de tugurios. En el país hay 55 millones de hectáreas de bosques naturales y hay una tasa de deforestación que, si se continúa la tendencia, podría hacer que el país pase de 48,7% de bosques a 46,9%. La colonización y la siembra de cultivos ilícitos son dos factores importantes en esa destrucción de los bosques.

En el tema del acceso a agua potable, la meta es que en el 2015 en las zonas urbanas el 99,4% tenga acueducto y hoy esa cifra es de 97,9%. En el campo, el rezago es mayor, porque la meta es de 81,6%, pero solamente tiene acueducto el 66%. Los departamentos más atrasados son, nuevamente, Chocó, Córdoba, La Guajira, Bolívar y Magdalena. Los expertos advierten sobre un preocupante retroceso en la cobertura de acueducto y alcantarillado en los últimos años en el Valle del Cauca. En este punto hay una prueba más de la interrelación de los objetivos: el acceso al agua potable reduce la mortalidad maternal e infantil y mejora las condiciones para evitar enfermedades graves.

8. Alianza por el desarrollo

Un objetivo difícil de medir porque se refiere al compromiso mundial para lograr una alianza por el desarrollo. Colombia lo concretó en la tarea de inserción laboral de los jóvenes, el acceso a medicamentos esenciales, el aprovechamiento de nuevas tecnologías y la buena gestión de los asuntos públicos.

Aún no se han definido los indicadores para medir el cumplimiento de esta meta y esa es una tarea pendiente en la que trabajan el PNUD, el Departamento de Planeación y Acción Social de la Presidencia de la República El seguimiento de los ODM ha sido juicioso, pero a pesar de su importancia y del compromiso firmado por Colombia para cumplir con los objetivos, aún hay una atomización inmensa de las instituciones que pueden lograr reducir los índices y ayudar a lograr las metas. En muchos países, el cumplimiento de las metas del milenio es una tarea nacional que compromete tanto a los Gobiernos como al sector privado. Inclusive, las empresas reportan como parte de su balance social qué han hecho en la dirección de llevar al país a alcanzar los ODM. Una idea que podría replicarse en Colombia. Ese podría ser el objetivo número. 

COMENTE ESTE ARTICULO

Nombre
Email
Comentario
   
Sea el primero en Comentar este Artículo!
Vicky Avendao
2008-08-09 20:01:19

Es impresionate como cada uno de estos objetivos esta interrelacionados y la importancia del compromiso del Gobierno y los colombianos en alcanzar esa metas

fermin diaz
2010-01-12 21:56:28

vicky alguna vez estubiste en mexico de vacaciones

Vicky Avendao
2010-02-26 09:55:22

Hola fermin...si estuve en exico...que hay de tu vida dejame algun correo tuyo...saludos